Préstamos Estrella Estudios Matrícula de La Caixa

préstamos

 
Son muchos y de diversa naturaleza los préstamos que vienen comercializando los bancos para atender las necesidades educativas de sus clientes más jóvenes. Y entre ellos destaca el denominado préstamo estrella matrícula que ha lanzado al mercado La Caixa para conseguir estos objetivos por parte de sus clientes.

Se trata de una vía de financiación que es válida para cualquier tipo de curso. Tanto para la matrícula como para los gastos derivados con los estudios que quiera realizar el estudiante. Puede ser una carrera universitaria, un curso, un máster u otros diferentes. Y que se pueden afrontar a través de cuotas mensuales.

Este producto bancario permite a sus demandantes financiar su matrícula o curso, con un único pago inicial. El importe cubre la matrícula y pequeños gastos relacionados, sea cual fuese su cantidad. Ofreciendo hasta 11 meses para pagar el préstamo. El importe se mantiene fijo, aunque los tipos de interés del mercado varíen. Y en cualquier caso se comercializa sin comisión de estudio para favorecer los intereses de los universitarios.

Esta oferta, por otra parte, está desarrollada específicamente para el colectivo de estudiantes, en sus diferentes actividades académicas, y su concesión está sujeta a perfiles de riesgo y estudio según los criterios de la entidad emisora de esta fuente para la financiación.

Si bien no tiene un límite en el importe demandado, ocurre algo similar con el período de carencia, que en este caso no se aplica para facilitar el pago de la aportación bancaria. Y que en cualquier caso, puede comercializarse desde cualquiera de sus sucursales bancarias, y también en formato online a través de su “línea abierta”.

Este crédito se una a otros con similar finalidad que están distribuidos por este grupo bancario, y que tienen a los jóvenes universitarios como principales destinatarios de todas sus propuestas en créditos para el estudio, aunque con diversas condiciones en su contratación, tanto en su importe máximo como en los plazos de amortización, que se desarrollan bajo diferentes ópticas comerciales ante estos clientes tan singulares.