Créditos entre particulares

préstamos

 
Puede que los bancos le hayan denegado la solicitud de un crédito, y piense que no podrá acceder a las fuentes de financiación. Pero no es así, ya que existe otra opción menos convencional para lograr este objetivo tan desea. Se consigue a través de los denominados préstamos entre particulares, una alternativa a los créditos bancarios.

Cada vez más, se están desarrollando plataformas en internet en las que puede conseguirse un anticipo monetario. Su estrategia se basa, en que algunos usuarios prestan el dinero a otros a cambio de un tipo de interés pactado, y de los que se benefician ambas partes.

Por un lado, el prestamista obtiene una rentabilidad más alta para sus ahorros. Por encima de la que le ofrecen los principales productos bancarios: imposiciones, cuentas, pagarés, etc. Y que en la actualidad está situada entre el 0,50% y 1,50% aproximadamente. Como consecuencia de esta operación, estas personas pueden hasta quintuplicar su rentabilidad.

Y por otro, en lo que se refiere a los demandantes del préstamo, consiguen abrirse a otros canales alternativos para la financiación, y seguramente que con unas condiciones de contratación mucho más favorables para sus intereses. Es habitual que muchas de estas operaciones puedan cerrarse con tipos al 6% o 7%.

No obstante, los principales problemas que se derivan de estas operaciones realizadas entre particulares proceden de las características de este producto. Los importes máximos que se conceden no son demasiados elevados, generalmente por debajo de 10.000 euros.

Y los plazos para su devolución no más cortos de lo habitual, ya que los prestamistas desean cerrar las operaciones lo antes posible, para contactar con más personas.

Estas operaciones monetarias entre las dos partes requieren una confianza de las mismas, aunque están avaladas por las plataformas que se dedican a esta actividad al desarrollar un seguimiento de los usuarios.

Otra de sus aportaciones es que no existe ninguna clase de comisión ni otros gastos administrativos o de gestión, que beneficia a las operaciones realizas, especialmente al destinatario de estos préstamos, que se ahorrará el importe de estas penalizaciones.