Cuidado con las cancelación de depósitos vinculados

Cuidado con las cancelación de depósitos vinculados

cancelar un depósitoLos ahorradores que deseen cancelar, parcial o totalmente, un depósito que esté vinculado a algún activo financiero (acciones o índices bursátiles, materias primas u otros componentes procedentes de la renta variable) tendrán que tener mucho más cuidado con estos productos destinados al ahorro. Y es que, por lo general, no podrán formalizar esta operación, y en los pocos casos en donde sí se puede, será bajo unas condiciones mucho más duras que en las imposiciones tradicionales, con una pérdida notable de su rentabilidad.

 

Muchos clientes suscriben estos productos con la idea de generar un poco más de rentabilidad a sus ahorros, tras la brusca caída generada en toda clase de depósitos, como consecuencia de la decisión del banco emisor europeo de abaratar el dinero. Y que ha llevado que una buen parte del flujo económico de los clientes se traslade a estos diseños estratégicos. Pero, si por cualquier circunstancia necesiten de liquidez para afrontar los gastos de sus necesidades, no lo tendrán nada fácil, es más tendrán que esperar a su vencimiento para recuperar sus aportaciones.

 

Esto es así, porque se necesita cumplir con el plazo exigido con el producto contratado, y que a diferencia de otros modelos, habrá que esperar hasta su vencimiento, sea cual fuese el plazo al que va dirigido. Y que es la condición para obtener unos intereses más competitivos en función de la evolución de los activos financieros vinculados.

 

Pero en algunos casos muy puntuales si se permiten los recates parciales o totales, aunque con una rentabilidad sensiblemente más baja que la anunciada previamente. Y en otros casos, se comercializan a través de unas penalizaciones muy severas que condicionan seriamente a los depósitos vinculados. Y que son totalmente desaconsejables para cualquier usuario que opere con estos productos bancarios.

 

Para evitar estos problemas, es deseable que solamente se depositen aquellas cantidades de dinero que los usuarios no van a necesitar durante dure su plazo de permanencia. Y si esta premisa no se va a cumplir, entonces habrá que desviar las aportaciones a otros depósitos que si admitan cancelaciones anticipadas.

Sin Comentarios

Deja tu comentario