Línea ICO para emprendedores

Línea ICO para emprendedores

linea ico

 
Los emprendedores dispone este año, de nuevo una línea ICO para sufragar sus necesidades profesionales. Se trata de una financiación orientada a autónomos y empresarios, tanto nacionales como extranjeros, que realicen inversiones productivas en territorio nacional.

Para acogerse a esta fuente de financiación oficial deberán tramitar las operaciones directamente a través de las entidades de crédito. En este sentido, hay que constatar que prácticamente todos los bancos españoles cuentan con este producto.

El importe máximo por cliente es de hasta 12,5 millones de euros, que podrá realizarse en una o varias operaciones, y sin restricciones. No está dirigido a una finalidad en concreto, sino que al contrario contempla varios conceptos financiables.

Entre ellos destacan, cualquier clase de inversión, activos fijos productivos nuevos o de segunda mano, vehículos turismos, cuyo importe no supere los 30.000 euros, adquisición de empresas o liquidez con el límite del 50% de la financiación obtenida para esta modalidad de inversión, entre otras modalidades.

Con respecto al tipo de interés que generan estas operaciones financieras hay que indicar que puede ser fijo o variable, más el margen establecido por la entidad de crédito según el plazo de amortización. Y en cualquier caso, bajo unas condiciones muy favorables para sus demandantes y que lo diferencia de otras vías de financiación privadas, que tienen un mayor coste económicos para los emprendedores.

En donde no se aprecia excesivas diferencias es en los plazos de amortización, ya que esta línea, si se encarga de financiar liquidez, presenta un plazo máximo que oscila entre 1 y 4 años, con la posibilidad de uno de carencia, para aliviar los pagos al inicio de su concesión. Mientras que para los casos de inversión se amplía notablemente, entre 1 y 20 años, y doblando el período de carencia hasta los 2 años.

Otra aportación de este producto de carácter oficial es que está exento de comisiones y gastos administrativos. Esto es así, porque los bancos que comercializan el producto no pueden cobrar comisión, salvo por amortización anticipada. Y finalmente, tendrá una duración todo el ejercicio, hasta finales de diciembre.

Sin Comentarios

Deja tu comentario