Compartir un piso: así evitas pagar una hipoteca

Compartir un piso: así evitas pagar una hipoteca

pisos compartidos

 
Compartir un piso es una modalidad para vivir que es elegida por cada vez más ciudadanos que no pueden asumir el pago de una hipoteca, ni tan siquiera el precio de un alquiler. Y que incluso están apareciendo, cada vez ofertas por parte de las agencias inmobiliarias, que ven como muchos clientes de decantan por esta alternativa a la vivienda.

Unos precios más razonables, una oferta en expansión y poder disponer de unas estancias comunes en la casa son algunas de las aportaciones que presenta compartir un piso. Por eso no extraño que desde EasyPiso.com se haya realizado un balance de cómo ha evolucionado esta tendencia en España durante los últimos años, y cuáles son los segmentos sociales más proclives a optar por este modelo de convivencia colectiva.

En dicho informe se pone de manifiesto que San Sebastián es una de las ciudades más caras para alquilar una habitación en un piso compartido, pagándose de media en torno a 366 euros. Algo lógico teniendo que también el metro cuadrado por la venta de los pisos es de los más caros de todo el territorio nacional.

Otro dato interesante que apunta el estudio inmobiliario, es que el precio medio de alquiler de una habitación en España aumentó un 2% el año pasado, alcanzando los 296 euros, siendo en las grandes capitales donde las tarifas son más elevadas, rebasando en buena parte de ellas la barrera de 300 metros. Y en donde, los españoles que más presupuesto tienen para alquilar un piso son los madrileños, con cerca de 361 euros.

Si bien este sistema de ocupación está vinculado al segmento más juvenil, y especialmente a los estudiantes, se constata que se va abriendo hueco a otros sectores de mayor edad, y especialmente ante la bajada de salarios que están sufriendo los trabajadores españoles. Y es que, tal y como apunta este informe, en España los mayores de más de 40 años ya representan un 10% del total de las personas que comparten piso. Y que incluso llega a las personas más mayores.

Sin Comentarios

Deja tu comentario