¿Cómo conseguir un crédito preferente?

¿Cómo conseguir un crédito preferente?

créditos

 
La obtención de un crédito de carácter preferente es uno de los viejos anhelos de los usuarios bancarios para tratar que la formalización de esta operación no les supongan unos intereses excesivos que puedan lastrar su devolución. Pero, ¿cuáles son las vías para obtener esta estrategia comercial? Hay varias y que pueden estar adaptadas a todos los perfiles de clientes.

Una de las principales es la que afecta a los mejores clientes del banco, que aparte de disponer de una cuenta saneada, cuentan con un expediente bancario inmaculado. Pues bien, estos clientes tan especiales estarán en disposición de la concesión de un crédito preferente. Se les ofrecerán bajo una rebaja entre uno a dos puntos porcentuales con respecto a sus tarifa original, y casi con toda la seguridad que exentos de comisiones y otros gastos administrativos.

Otra alternativa consiste en domiciliar la nómina (o pensión), que igualmente dará derecho a este servicio en buena parte de las cuentas nómina que comercializan los bancos. Y que en su defecto, les proporcionará el adelanto de varias nóminas, sin ningún interés, y con un plazo de devolución muy flexible para sus intereses.

Una tercera vía para conseguir estos objetivos se basa en el grado de vinculación del cliente con su entidad. A más productos contratados (planes de pensión, seguros, fondos de inversión, depósitos a plazo, etc.) la rebaja en los tipos de interés, serán cada vez más notables, pudiendo llegar a una bajada de hasta el 3% si se tienen suscritos todos los productos expuestos.

Y ya como última alternativa, podrán buscarse dentro de la oferta general en las vías de financiación, aquellas que se comercialicen sin intereses. Serán minoría, y en todo caso estarán habilitados para finalidades y destinatarios muy concretos. Entre ellos destacan los que tiene como objetivo la compra de ordenadores, sacarse el carnet de conducir o algunas ofertas puntuales para el consumo.

Eso sí, aunque se traten de créditos sin intereses, pueden llevar aparejados ciertas comisiones que habrá que afrontar para cada que se solicite uno de estos productos bancarios.

Sin Comentarios

Deja tu comentario